En mantenimiento nos encontramos con situaciones que requieren actuaciones rápidas y efectivas, no sólo en lo que afecta a la reducción de las paradas en fabricación debidas a procesos de mantenimiento preventivo y reparaciones, sino también al hecho de optimizar dichas tareas de mantenimiento utilizando los materiales y utillajes más adecuados que permitan realizar estas intervenciones con la mayor celeridad posible.

Una de las alternativas que mejor están funcionando en mantenimiento industrial son los adhesivos híbridos estructurales que permiten, gracias a su universalidad y flexibilidad, unir diferentes tipos de sustratos de una manera casi instantánea, reduciendo los tiempos de intervención.

Uno de los líderes mundiales del sector de la siderurgia y minería ha encontrado en los adhesivos híbridos una solución perfecta para la identificación de piezas en exigentes condiciones de trabajo. Los adhesivos híbridos han evitado tener que recurrir a laboriosas tareas de mecanizado para la fijación de etiquetas identificativas a colocar en diferentes dispositivos que debían ser consignados para mantenimiento.

Los materiales de las piezas iban desde el acero hasta la fundición de hierro, e incluso superficies pintadas, circunstancia que fue afrontada con éxito gracias a la capacidad multisustrato de los adhesivos híbridos. El cliente valoró también la rapidez de curado, además de la resistencia a altas temperaturas y la duración de la unión en un ambiente con gran cantidad de polvo.

Pero no sólo la industria se puede beneficiar del uso de estos adhesivos híbridos. El mantenimiento también es la clave de que grandes instalaciones abiertas al público, como los parques de atracciones, que requieren de un mantenimiento riguroso y continuado, se mantengan operativas sin perder por ello seguridad y sin dejar de funcionar.

En este caso, la empresa subcontratista de un gran parque temático europeo tenía que montar toda la decoración de una de las atracciones, con más de 50 elementos que debían resistir un uso intensivo y una gran afluencia de personas. Y sólo tenían una hora. Gracias a los adhesivos híbridos LOCTITE consiguieron montar todos los elementos, con una aplicación sencilla y limpia, cumpliendo con las estrictas normas de seguridad de la atracción.

En el sector de la fabricación de equipos médicos, los adhesivos híbridos industriales también han demostrado ser de gran utilidad tanto por su resistencia mecánica a impactos y vibraciones como por su alto índice de seguridad para los empleados que utilizan las máquinas.

Una de las empresas que ha comprobado la utilidad de estos adhesivos híbridos de nueva generación es un fabricante de maquinaria de fisioterapia, que los ha utilizado para adherir pantallas LCD en máquinas en proceso de reparación. Los grandes beneficios obtenidos han sido la rapidez de secado, la fácil aplicación del adhesivo, y su tolerancia a la limpieza y procesos de asepsia que se realizan en estas instalaciones y en sus equipos con alcohol o soluciones jabonosas.

Son casos y circunstancias muy diferentes, pero en todos ellos la solución ha sido especialmente útil a la hora de unir distintos materiales de forma casi instantánea y con una aplicación sencilla y compatible con distintos tipos de limpieza y usos, aportando rapidez, eficacia y seguridad, y evitando paradas y demoras innecesarias.